¿David Concepción merece estar en el salón de la fama?

¿David Concepción merece estar en el salón de la fama?

«El Rey David» fue uno delos peloteros más importantes en los años setenta, no solo de su equipo, sino de todas las mayores, pero eso no le ha valido para sumar apoyo y llegar a Cooprestown. ¿Por qué? Rafa lo analiza aquí.

El Palco de Rafa. Por José Rafael Cadenas.

Qué no se ha dicho de David Concepción. Fue uno de los integrantes del gran equipo de los Rojos de Cincinnati en los 70 que ganó dos Series Mundiales consecutivas en las campañas de 1975 y 1976.

Mucho se habla del aragüeño al ser considerado en los 70 como el mejor campocorto de la Liga Nacional para muchos de los cronistas de la época y no es para menos, pues fue capaz de ganar 5 guantes de oro y fue considerado uno de los peloteros más inteligentes para jugar al béisbol.

Recuerdo una conversación en el campo de entrenamiento en Arizona con Joe Maddon, manager de las mayores con los equipos de Tampa bay, Chicago Cubs y Angelinos de Anaheim. En la misma me comentó: “David era un pelotero que se anticipaba a las jugadas, estaba alerta, también fue un excelente bateador y siempre el manager sabía que podía contar con él para hacer una jugada clave”, dijo el experimentado estratega quien agregó que una de las cosas que recordaba es la forma como aprovechaba la grama artificial para lanzar a la inicial desde el hueco y así la bola llegará más rápido.

El nativo de Ocumare de la Costa fue reconocido como «Capitán» de los escarlatas en esa década, no en vano estuvo por 19 años con la franquicia participando en 2.488 juegos en los que tomó 8.723 turnos con 2.326 imparables conectados, 993 carreras anotadas y 950 remolcadas. Su promedio vitalicio fue de .267 puntos y un OPS de 679, lo que demostró su capacidad para producir para la causa de su equipo.

Aparte de sus números que están allí, vale citar que los Rojos no se olvidaron de él, pues en el año 2000 lo incluyeron en el Salón de la Fama del equipo y el 25 de agosto del 2007 su número 13 fue retirado, siendo apenas el segundo venezolano que recibe ese reconocimiento acompañando a Luis Aparicio por parte de los Medias Blancas de Chicago.

Cuando tuve la oportunidad de trabajar con David en la gerencia deportiva de los Tigres de Aragua. Conversamos varias veces de sus años en las mayores y me confesó que cuando el firmó, ellos pensaron en probarlo como lanzador, sin embargo, su velocidad, su bateo y calidad defensiva demostraron que su futuro estaba en el cuadro interior. “Fueron momentos difíciles, porque los ojos estaban puestos en otros peloteros, yo tuve que trabajar duro para ganarme el puesto, tuve que luchar duro, en el equipo estaban Woody Woodward y Darrel Chaney quienes eran buenos jugadores, pero al final con mucho esfuerzo me gané la confianza y me quedé con la posición”, contó el criollo quien agregó, en la época que firmó la situación era distinta y  que viajó sin saber nada del idioma y tuvo que adaptarse rápido para demostrar de qué estaba hecho.

David también destacó por su defensa. Ganó cinco Guantes de Oro.

En LVBP fue el líder de los Tigres

Pero su historia también se escribió en la pelota venezolana con su único equipo: los Tigres de Aragua con quienes jugó por espacio de 23 campañas, algo que hoy no se ve por las restricciones a la que son sometidos los peloteros que tienen contrato establecidos con los equipos en las mayores.

El “Rey David” como fue conocido en la ciudad de Maracay, estuvo presente en 791 juegos, en total conectó un total de 818 hits en 2.868 turnos para un promedio de .285 puntos de average vitalicio. Remolcó un total de 352 carreras y anotó 399. Vale citar que al paso de que David creció como pelotero, también lo hizo su equipo, quienes durante su participación ganaron tres títulos en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

Si vida fuera del diamante

Quizás acá está la parte de las respuestas de porque en lo personal creo que David no tuvo mayores posibilidades para competir más por un puesto al Salón de la Fama en los Estados Unidos. Muchos se preguntan ¿Por qué no ha llegado? Considero que una vez que finalizó su carrera con los Rojos, muchos nos pregúntanos por qué no siguió una carrera como técnico, recuerdo que una vez le preguntaba si no había considerado buscar una oportunidad y el me comentó que los escarlatas nunca le hicieron en ese momento una propuesta, aparte dijo que él se estaba enfocando en sus negocios particulares, como el transporte, la finca, algo que siempre le había gustado y eso le fue dando beneficios y eso obviamente los alejó de la pelota en muchos sentidos y de la memoria de muchos periodistas que votan todos los años.

Claro muchos pueden pensar que no debería ser una razón para no ser tomado en cuenta, pero si hacemos una comparación con Omar Vizquel, el mirandino se ha mantenido dentro del béisbol organizado y eso le ha permitido ganar votos en el proceso de elección para el Salón de la Fama.

Finalmente, sí creo que David Concepción merece estar en el Salón de la Fama, en lo personal creo que se lo merece, más por lo que representó para la franquicia de los Rojos de Cincinnati y su oportunidad está en las manos del comité de veteranos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!