¿Vale la pena amargarse la vida por casarse?

Una reflexión desde el tercer piso


Por: Rafael David SulbaráTwittern.

Periodista. Soltero y sin compromisos


 

«No seré feliz, pero tengo marido» ayer leía un artículo en un blog que lleva este título y me inspiró a realizar este artículo. De pana que cuando uno llega al tercer piso es inminente que realices muchas cosas que desde pequeño de alguna forma crees que será la realidad de tu vida. A los 30 ya debes ser un abogado exitoso, tener una casa, ya un carro y bueno…casarte y tener hijos.

Pero desde hace varios años yo me pregunto, ¿por qué la sociedad te lleva a eso? Es un parámetro que es difícil de tumbar, es como si le cambiaras el uniforme a los Yankees de Nueva York o enderezaran la Torre de Pisa. Pero los tiempos cambian, y las actitudes también.

Saquen la cuenta, seguro esto les pasa a ustedes o a alguien cercano. Llegas a una reunión familiar y tooooodo el mundo te pregunta si ya te casaste: como no lo has hecho respondes que no tiene novia y enseguida te replican: «¿Y para cuándo?» O si ya estás casado y no tienes hijos las preguntas de cuándo sale el primogénito no cesan. Y si ya tienes un hijo te cuestionan por el segundo. Y si tienes el tercero te dicen que hasta cuándo, que debes cerrar la fábrica ya, que vas a poblar al mundo.

OK la familia es la base de la sociedad, ¿pero dónde está la ley que dice que debes casarte a una edad específica y tener hijos en un debido tiempo?

Las mujeres se presionan más

No llevo una estadística de ello, pero conozco muchos casos de estos, de mujeres que se ven presionadas por sus familias, su entorno de amistades o hasta por ellas mismas para encontrar novio y casarse antes de los 40 años. «Me casé pero no sé si fue la mejor decisión que tomé», una vez me dijo alguien que a los 28 años se sentía «quedada» porque ya muchas de sus amigas tenían novios estables o ya estaban casadas y con hijos. Claro, se casó apresurada y ni siquiera se sabe el cumpleaños de su marido. ¿Por qué hacen esto, para vivir de esclavas?

Aquí les voy a citar un ejemplo claro, que saqué del artículo referido publicado en www.lataparadigital.wordpress.com. Se trata de dos hermanas en medio de una conversación típica entre mujeres de esa edad, «dos hermanas, la mayor está casada y tiene 3 hijos, la otra está soltera, sin hijos y para completar su “desgracia” acaba de cumplir 36 años. La primera tiene un matrimonio de hace 8 años y éste literalmente le cambió su vida: se transformó a ser la señora de servicio de su esposo, recibe de él cuanto abuso verbal, físico y psicológico se le ocurra en el día, es prácticamente madre soltera porque lidia sola con sus hijos y sufre graves problemas de autoestima», así reza el artículo, describiendo a la segunda hermana como una bella joven profesional de 36 años de edad, pero que no ha tenido suerte en el amor, por lo tanto está soltera.

La hermana mayor, está muy preocupada porque su linda hermanita no se ha casado aún, se está poniendo vieja y ya no va a poder tener hijos y nadie le va a parar. “Qué estás esperando? Ya tienes 36 años no te puedes poner exigente y verle las faltas al muchacho con el que estás saliendo, agárralo, cásate con él y pare (del verbo parir) el otro año porque ya lo tuyo será un embarazo de alto riesgo”.

Y sigue: “no importa que tenga dinero, si está trabajando o no… No lo dejes ir, puede que sea tu última oportunidad, así que ten un hijo ya!”

El afán pues…tremendo consejo ¿no? ¿Para qué casarte con una plasta que te va a amargar la vida? ¿Simplemente para alardear de ello en las fiestas familiares o en clubes sociales, o en las mismas redes 2.0?

¿Realmente vale la pena amargarse la vida por eso? Muchas personas hasta se frustran profesionalmente y para otras cosas por entregarse a un matrimonio terrible por no dejar a su hij@ «sin familia». Dejan de ser ellos mismos, no viajan, no toman riesgos, se esclavizan. No es justo.

No estoy en contra del matrimonio, estoy en contra es de la presión social y la auto presión de muchas personas para cumplir esa meta simplemente porque es así, porque ya estás viej@, porque todos tus herman@s, prim@s y amig@s están casad@s.

Hey las cosas han cambiado, ya hay un presidente negro en EE UU, se acabó la maldición del Bambino, Fidel Castro ya no es presidente, estamos en otro siglo, son otras las tendencias, la vida cambia.

Si te vas a casar, hazlo por amor, porque en verdad quieres a esa persona. Tampoco te cases pensando que te vas a divorciar porque te va a ir mal, entonces no te cases. Y si estás casado pero frustrado, trata de cambiar la situación, busca el origen y endereza tu vida. Y si estás casado y te va bien, goza y ya. Y si te divorcias, no importa, no es mal de morir, hay millones de esos casos en el mundo. Y si estás soltero no le pares al mundo y disfrútalo sanamente. También somos millones.

¿Y qué opinas tu de esto? Déjanos tus comentarios.


Aquí unos datos

Según un estudio hecho en Inglaterra por la firma de abogados Slater & Gordon publicado el pasado 10 de julio, la razón número uno por la cual las parejas infelices permanecen juntas es porque no tienen el valor para divorciarse.

De las 2.000 personas casadas que se entrevistaron, una de cinco se sentían atrapadas en su relación pero afirmaron que no considerarían el divorcio a menos que tuvieran asegurada su estabilidad financiera y tres de cada cinco personas habían considerado terminar su matrimonio o pasar un tiempo separados.

Es más, el 15 % de los participantes dijo que hubiera querido casarse con otra persona y el 19 % le aconsejaría a los más jóvenes no casarse.


Con información de:

  • La Tapara Digital que inspiró la realización de este artículo de opinión.
  • Fucsia.co http://www.fucsia.co/sicologia/articulo/por-que-permanecer-matrimonio-infeliz/41006#.VhVhPPN_Oko

Foto: Dina Goldstein


Twitter: @PlumaVolátilWeb

Instagram: @plumavolatil

E-mail: plumavolatilweb@gmail.com


 

 

 

 

3 comentarios de “¿Vale la pena amargarse la vida por casarse?”

  1. es triste leer estas estadisticas, mas triste aun es ver matrimonios que estan juntos por guardar apariencias o por los hijos. Casarse con y por amor es la diferencia… y como dices con las mujeres la presion es mayor a medida que vamos entrando en edad y es la misma familia la primera que te presiona. Tengo una amiga que tiene mi edad y vive comparando su vida con la mia en lo bueno y en lo malo, eso la hace infeliz, haber llegado al «tercer piso» y aun sin hijos, mientras yo tengo 3. Cuando la gente se casa asi solo por casarse, por salir del paso, por cumplir el requisito, alli esta la condena al fracaso… como dije mas arriba «con y por amor». Pero si no es lo tuyo casarte, existen espiritus que nacieron para ser libres y nadie tiene el derecho de criticar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.