Pin, WhatsApp, grillo y faranduleo

Pin, WhatsApp, grillo y faranduleo

 
 
Denme una verdadera razón tecnológica
__________________________________________________
 
Por: Juan Manuel Baena 
No se si este “virus” es a nivel mundial o en Venezuela, país que vive y muere de una moda y el predominio de seguir a las masas o peor aun, ir en contra de las ellas para ser “contra la corriente” que a la final es otra masa mas… (risas)
 
Recuerdan cuando se posiciono el sistema PIN, en las conversaciones sociales, lo primero que saltaba era, “Yo ni muert@ le doy mi numero a alguien que acabo de conocer“. Con aquello se dejaba en claro que quien no tuviese PIN no estaba en nada y que seguir dando el numero telefónico, estaba pasado de moda, unos que otros alegaban, “si no parece una persona adecuada, agradable o se pone intens@, elimino su PIN y listo!“. Otra muy común que se escuchaba era, “el numero telefónico es muy intimo y así evitaba un posible acoso”, esa sonaba mas creíble y valedera. Pero el verdadero fondo era simplemente que dar el numero era soso y anticuado, lo que mandaba era dar el PIN, muy chic, muy “cool”. Claro esta tampoco podemos criticar esa conducta porque simplemente hablamos de una  convergencia tecnológica, es decir, una tendencia de diferentes sistemas tecnológicos en la evolución hacia la realización de tareas similares. Avanzamos del analógico MSMtexto al innovador BBM (ya no solo era mensajería instantánea, también vídeos, audio, imágenes). Para eso es la tecnología, para hacernos la vida más fácil, practica y divertida.
 
 
A finales del 2011 ya el BlackBerry había comenzado a decaer por su estancamiento y la falta de nuevas tecnologías en sus equipos frente a la competencia de Samsung, Apple o Google, quienes comienzan a posicionarse en los mercados mundiales con smartphone de ultimas generaciones y una plataforma tecnológica incomparable utilizando el sistema iOS y Android y con ello, explota el boom del WhatsApp. Esta aplicación de mensajería al ser instalado crea una cuenta de usuario usando su número de teléfono como nombre de usuario. Volvemos a la parte jocosa de este texto. ¿No y que ni muert@ dabas tu numero telefónico a una persona que acababas de conocer? Así es el venezolano, farandulero y esnobista por excelencia. Resulta que a partir del boom del WhatsApp ya todas las razones por la cual se era una “locura” dar el número telefónico se refugiaron y escudaron en la mas burda excusa como decir. “es que no soporto las cadenas”, Dios era imposible seguir recibiéndolas, muy niche eso”. Lo que si es una realidad es que la tecnología BlackBerry se había estancado y el cambio a smartphone de ultimas generación, acompañadas de mejores aplicaciones junto con las redes sociales como guinda de pastel, era lo mas normal a suceder; solo que el pasado martes 22 de Octubre, del presente año, tras el ya conocido convenio entre Blackberry para poder descargar el sistema PIN en equipos con el iOS y Android. Pues comienza una descarga a escala mundial (incluyendo Venezuela claro esta) del BBM nuevamente. Comenzando así, ridículos debates y discusiones por las redes sociales en pro y contra de esta descarga, (los que descargaron la aplicación son mayoría). Frases como, “¿no y que odiaban el Pin?”, ”el retorno de las cadenas” o peor aun, “ridículo y chusma aquel que tenga el BBM en un equipo con sistema Android”.
 
 
¡Recuerden! Antes de embocar esta farda de burdas excusas sin argumentos valederos. Toda persona que use WhatsApp a través de su smartphone asocia su cuenta con su número de teléfono. Por lo tanto, cualquiera que tenga tu número podrá iniciar una conversación contigo. Resultando conveniente en algunos casos, PERO ineludiblemente atenta contra tu seguridad en otros, ya que será necesario darle tu número a las personas con las que quieras chatear. Por lo tanto simplemente alega lo más acertado, ME CAMBIÉ A UN EQUIPO MÁS MODERNO. Donde sin ningún problema, pueden convivir ambos sistemas de mensajería instantánea. De echo renegar del BBM es obviar calamidades tan engorrosas como el hecho de que el Whatsapp, muestra en tiempo real cuando se esta conectado, por lo que es ineludible obviar un mensaje de alguien a quien no se le quiera responder en ese momento. Así como deja registrado la hora exacta en que se conecto el usuario por última vez, es decir, mas chismoso y falto de intimidad imposible. El PIN no es malo, malo son los enfermos que están todo el día mandando molestas cadenas.
 
 
Haciendo un paréntesis de esta tonta discusión, los SMS (Mensajes de texto) siempre serán fieles, ya que la red de GSM (sistema global para las comunicaciones móviles) es mucho más extensa comparado con las tarifas de datos 3G o mediante conexión Wi-Fi. Además el estándar SMS no requiere smartphones o softwares propietarios instalables. 🙂
 
 
Posdata. ¿Saben lo que si realmente me molestaba de la época del boom de PIN? era que muchas veces a la hora de pasar buscando a una persona, en pleno apuro, por aquella moda de no pedir el numero de NADIE, se enviaba un PIN diciendo, “baja, estoy afuera de tu casa, sal… ya llegue“; y el bendito PIN tardaba años en llegar! y al preguntar “¿porque mejor no llamas?”. “Es que no tengo su numero…”
 
 
——————————————————————–
Texto: Juan Manuel Baena
Panfletonegro.com
———————————————————————

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!