Cuento de una revisión casi frustrada

Experiencias policiales III


Continuamos con esta serie de publicaciones, que la mayoría son historias de nuestro editor que puede hacer un libro con todos los chistes sobre sus vivencias con señores del orden y trabajadores públicos, de seguro saldrá a la venta pronto jajaja


 

 


Por: Rafael David Sulbarán. PeriodistaTwitter.

No se ha afeitado. Acaba de comerse un pan


 

 

Es muy difícil determinar el porqué del comportamiento de una persona ante un acto en específico. Es más difícil determinar por qué los funcionarios públicos siempre están “mal encarados”. Parece que fuese una materia obligada que ven en algún curso que les dan dentro de la organización, o si estudiaron en la universidad, fue una asignatura que le agarraron rabia y el profesor les pegaba por pasar.

Hace como un año puse el carro a mi nombre. Me acerqué a la oficina del INTTT de Cabimas para solicitar información sobre la revisión de tránsito. Eran horas del mediodía, pero la oficina estaba abierta. Toque la ventanilla: –Buenas tardes señorita, cómo está. Me podría indicar si tendrán lista mi revisión hoy?.- La chama ni me miraba, estaba fija, concentrada en su carpeta. Yo insisto:– Buenas tardes chica, ¿me puedes atender?.- Yo no existía, casi que meto el cuerpo completo por la ventanilla. – Buenas, ¿chica será que me puedes responder al menos?.- En eso la tipa levanta la cabeza, con mucha pereza, con mucho fastidio, en ese momento me odiaba, yo era una total molestia, un ser que perturbaba su paz. .- Chamo, son las 12 y 20, a esta hora NO trabajamos.- me dijo. Le respondí: -Bueno pero al menos ten la amabilidad de contestarme e informar a qué hora puedo pasar por mi documento que tiene tres días de retraso.- La chama dijo: – Chamo ya te expliqué, venite si queréis a las 2.- Me di la media vuelta y me fui murmurando: “Por eso es que siempre estarán sentadas allí toda su vida detrás de un escritorio, por ineptas y odiosas”.

Coño de pana yo sabía que era hora de almuerzo, pero no le costaba nada, nadita mirarme y decirme que no manejaba esa información, que todos estaban comiendo, no le costaba nada un poquito de amabilidad…pero eso parece que es algo muy caro ahorita, algo tan difícil de conseguir como la harina, el desodorante y los anticonceptivos.

Los sapié a todos

He tenido varios episodios con fiscales y trabajadores del tránsito. Eso fue como en el 2011 que quería vender mi Volkswagen Vento y necesitaba sacar la revisión de tránsito para poder retirar el título de compraventa en la notaría pública. Es obligatorio que presentes ese documento para que te den tu compraventa, así que debía ir si o sí. Esa vez me paré a las 4:00 am, y llegué a hacer la cola media hora después. Estaba de segundo.  Bueno, allí me puse a echar chistes de carros con los viejos y otras personas que iban a lo mismo que yo. Cerca de las 6:30 de la mañana se desata un aguacero enorme, una lluvia intensa pero que solo duró 10 minutos.

Los empleados de tránsito acostumbran llegar a las 7: 00 am y empiezan a atender como a las 8:00. Efectivamente, un gordito catirito con cara hinchada llegó. Ya había escampado. Paró su camioneta Cherokee azul y todavía no había terminado de abrir el portón cuando gritó: “NO HAY REVISIÓN”. La gente indignada, todos empezamos a quejarnos: “Coño pero si ya escampó” decían todos. El tipo respondió: “Así no podemos trabajar, el patio está inundado”.

Muchos nos quedamos allí, esperando a ver si se apiadaban y realizaban su trabajo, como debe ser. Al rato, como a la hora salió el tipo otra vez con una actitud cien por ciento agresiva: “Les dije que NO HAY REVISIÓN. ¿No entienden son unos muchachitos que hay que explicarles en pizarra las cosas? Váyanse ya antes de que me arreche de verdad”. El tipo hasta empujó a un señor que se le había pegado atrás. La rabia nos invadió a todos. Coño eran las 8 de la mañana y había salido el inclemente sol cabimero, ese patio se iba a secar en un rato porque si. Pero a ellos no les daba la gana de trabajar. Nos dejaron allí sin atendernos, sin importarles que estábamos allí desde la madrugada a merced del hampa.

“Bueno, qué más debo volver mañana”, pensé. Decidí pasar al mediodía a ver qué tal y efectivamente, vi varios carros con la capota abierta…el descaro, claro, atendió a los que se bajan de la mula para que el documento les salga el mismo día. E n aquel tiempo pagaban como 200 o 300 bolívares. Ahora deben ser como 5 mil.

Repito la acción al día siguiente, me levanté a la misma hora y llegué igual pero esta vez quedé de tercero. Gracias a Dios no llovió. A las 7:00 llegó el gordito rosado puntual. Empezó a quitar los papeles a cada uno en la cola. Cuando llega a mi lado dice: «Seguro de Responsabilidad Civil, título original o documento compraventa y boucher del banco». Yo tenía era una copia del compraventa, ya que el original no me lo podían entregar como expliqué arriba. Le entrego todo al gordito, el revisa con sigilo:

  • Hey chamo te dije título original o compraventa del vehículo
  • Le respondo: Pana, vengo acá, precisamente para sacar  la revisión, para que así me puedan entregar el compraventa original.
  • Te dije clarito chamo: compraventa original.
  • Pana, no me entiendes, vine porque necesito la revisión, porque así no me dejan sacar el documento en la notaría.
  • Pero ese es un requisito obligatorio, aquí siempre vienen a joder con esa mariquera, la gente no lee, no sabe nada. Fuera de la fila, salite.
  • Chamo pero qué te pasa, yo no me voy a salir, estoy desde ayer.
  • No te puedo atender así chamo. FUERA
  • Chamo pero cómo coño voy a hacer si no te puedo traer el bendito documento.
  • No me interesa, FUERA, salíte.
  • Vine ayer y no te dio la gana de atendernos porque llovió y ahora no queréis trabajar tampoco.
  • OK dale pues, metete, …ya va, chamo, no, salíte porque este depósito está malo, te faltan 32 céntimos.

Yo me indigné, había hecho la cola en el banco y el depósito yo mismito. Pero cuando veo el comprobante, de hecho, había un error, faltaban esos 32 céntimos.

  • Chamo salíte ya que me estáis retrasando el trabajo.
  • Hey si vos no queréis trabajar, yo si chamo, soy periodista, trabajo pal Regional. Dejáme pasar, ¿me vais a regresar por 32 céntimos?
  • Vaina si, será que yo voy a comprar un Regional y me faltan 5 bolívares y me lo vas a vender.
  • Yo si te lo vendo, no soy muerto de hambre.
  • Chamo salíte ya.- En ese momento se me viene encima, pensé que me iba a lanzar un golpe.
  • ¿Hey sabéis qué? Tooooda esta gente que está aquí compró el depósito en la tiendita del frente…seguro los vais a dejar pasar porque tenéis tu negocio allí y a mi, que hice el depósito legal no me vais a dejar pasar.

Le di en la madre jajajajaja. Lo noquié. No le quedó de otra…y bueno, vendí a todos en la cola, pero ajá, uno en esas situaciones reacciona de esa forma.

  • Dale pues metete, avanzá, avanzá ya.

Jajajaja avancé, estacioné el carro. Me bajé y fui hasta la tiendita. El boucher costaba 40 bolívares. Yo tenía 20.

Le dio al chamo de la tienda:

“Chamo será que me podéis fiar un bouche? Yo te lo pago cuando salga y vaya al cajero. 

  • Claro, pero dejáme tu licencia como garantía.
  • Noo chamo, pa qué, dale, yo no te quedo mal, me vais a reconocer fácil, yo soy el del Volkswagen beige, de esos carros hay pocos aquí.

Convencí al chamo y me dio mi cuestión. Hice mi revisión gracias a Dios sin problemas. Todo en manos de otro tipo mucho más amable que el gordito. Me dieron el comprobante y me fui…no fui al cajero, no le pagué el bouche al chamo. Me guardé los 40 bolívares…que ya había pagado…pagó justo por pecador el de la tienda.

Esa es la clase de abuso que se vive a diario en una institución venezolana. ¿Qué le cuesta ser amable? Dar buena información, tratarnos con calma, con decencia. Personas como esa, lamentablemente amanecen muertas en una cañada. Cualquiera le mete un golpe, de seguro se ha llevado unos cuantos. Pobre gordito. Pobres instituciones, pobre de nosotros, pobre Venezuela.

Con esto no quiero echar mierda al país, sino reflexionar. Aquí sus opiniones como siempre polémicas, relacionadas a pleitos y chistes con policías, guardias, fiscales y seres del mismo tipo. Gracias por comentar.


Texto redactado el 11 de abril de 2015


Twitter: @PlumaVolatilWeb

Instagram: @plumavolatil

BBM: 79646806


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.