Aguirre vs Dangond: Una batalla épica

Cada quién defendiendo lo suyo


Por: Johán Pérez. Periodista. Bajista de Rocket QueeJohanns.

Odia a Servando y Florentino


Era domingo como a las seis de la tarde. Me dirigía desde mi casa en Cabimas a la casa de mis suegros en Maracaibo, solo en mi carro ya que iba a buscar a mis muchachas que habían pasado dos días con sus abuelos.  Mientras voy sintonizando la radio escucho en comienzo de este verso: “Por favor la melodía no la maten que es zuliana, es muy hermosa e indiana, gallarda heroica y bravía”.

Como todo buen zuliano, en fracción de segundos le di volumen al aparato y el volante del carro se convirtió en una tambora sonora. Y es que como músico y melómano ecléctico, me encanta pasar el domingo escuchando las mal llamadas “chatarritas”, apodo que le colocó algún vendedor de CD’s piratas en el mercado de Las Playitas a todo recopilatorio de música del ayer.  Esa gaita (música tradicional en Venezuela) en cuestión, es una “chatarrita gaitera”, pero yo prefiero llamarlo clásico de antaño.

“Salvemos la tradición, la gaita hay que defender…” y yo cantando el tema a todo pulmón y “taka tataka tataka” dándole al volante, esmollejao por la Lara-Zulia. Y aquella voz de  tenor abaritonado de Ricardo Aguirre, potente y soberbia retumbaba en mis oídos.

Dos o tres kilómetros más adelante y antes llegar al puente Rafael Urdaneta, una pequeña interferencia se cruzó en la estación radial y dejó colar lo que parecía un vallenato (música popular colombiana). Metros más tarde la interferencia se hizo más fuerte; efectivamente era uno.  A la “Soberbia Gaitera” de Aguirre se le interponía la voz de otro hombre que entre sollozo decía (y digo decía porque no sé si a eso se le puede llamar cantar): “Yooo llore por ti, cuando te fuiste tuuu…”. Reconocí el tema (no por gusto), era el tal Glu Glu  de Silvestre Dangond.

Y la batalla empezó; uno de los dos en algún momento dejaría de sonar.

Aguirre: “no se atrevan pues su son es puro y tradicional”. Dangond: “y cogí una botella y Glu Glu Glu Glu Gluuuuu”. La voz profunda de Ricardo, los alaridos de Silvestre, una canción sobre la otra luchando a ver cual se quedaba en el espectro radiofonico.

Como gladiadores en un circo Romano, aquellos dos cantantes se disputaban la señal. De pronto dejaba de luchar el infortunado despechado, y se erguía firme el Monumental: “porque nuestra herencia fiel es la gaita en la navidad, la debemos de querer y dejarla como está”. Pero el muchacho altanero y respondón se alzaba replicaba: “me subestimaste pero llegó el combate y allí sentiste el peso, pues buscas un empate y creo que ya no hay tiempo”.

“Canta gaitero, gaita zuliana…” una vez más el bardo zuliano. “Y Glu glu glu…” la voz neogranadina.  Durante el duelo se escuchaban detonar las armas: El repique de tambora y el sonar del acordeón.  Justo al llegar a la cabecera del puente, en premonición de que la gaita fuera dada de baja en su propia trinchera,  intenté darle fuerzas a mi favorito: “vamos Ricardo nojodaaa”.

Al llegar al puente, un guardia me detuvo y yo irremediablemente tuve que bajar el volumen de la radio quedando en zozobra de cómo terminaría la batalla. “Todo bien?” me pregunta aquel Guardia. “Si claro”, le respondo. Ese guardia ni se imaginaba que se libraba una batalla en mi radio. “Adelante”, dijo. Apenas arranqué volví a darle volumen al equipo. La señal estaba clara y fuerte, se definía completamente la canción que estaba soñando, por ende el ganador de la contienda.

Ya no sonaba Aguirre, había ganado Dangond. Me dio arrechera y apague el radio.  Silvestre Dangond

Esa gaita, que es el ritmo soberano del pueblo zuliano y de Venezuela,  decía en la voz del monumental “salvemos la tradición”, pero la misma se diluyó justo al entrar a su tierra natal. Fue algo simbólico pero me hizo pensar que en sentido COL-Maracaibo, el Zulia llega hasta el puente; de allí para adelante ya parece Colombia.


Nota del editor:

Aquí les dejo la canción. La gaita hay que defender nojoda y a Venezuela también.

-Soberbia Gaitera.

– Ricardo Aguirre González, Conjunto Saladillo. 1968.

– Letra: Simón García.


Twitter: @PlumaVolatilWeb

Instagram: @plumavolatil

E-mail: plumavolatilweb@gmail.com


 

 

 

2 comentarios de “Aguirre vs Dangond: Una batalla épica”

  1. Excelente disertación, sobre tan profundo dilema por el cual los Zulianos de buena fe defendemos nuestro patrimonio histórico musical; (LA GAITA) es un ristre en manos del pueblo para defender nuestra idiosincrasia, y la gaita es protesta, es altanera, altiva, orgullosa y lo mas importante, es la expresión de un pueblo que canta y ama. Al parecer la mayor parte del pueblo ama mas a otra cultura fortuita que no nos pertenece, y como dice el Monumental.
    «Canta Gaitero,
    Gaita Zuliana
    porque no quiero
    que se nos muera
    la Soberana. Excelente Johán Pérez.-
    eltrovador

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.